ZT Four - шаблон joomla Продвижение

Style Switcher

Layout options
  • Boxed Layout
  • Full Width Layout
Primary Color

+34 91 282 51 02 / +34 91 426 81 07

 
15
October 2015

Periódico La Escuela - Entrevista a Joaquín Ortega

“La creatividad se ha perdido en la educación”

Joaquín Ortega es un economista que hace unos años decidió centrar dar un salto casi al vacío y abrió un centro de Educación Infantil 0-3 en el distrito de Chamberí (Madrid). El eje es la atención al bebé, partiendo de premisas como crianza consciente y apoyando el trabajo con elementos como la lentitud, la sinceridad, y poniendo cuidado en la alimentación y el descanso de niñas y niños. El sitio de tu recreo es su nombre.

¿Cuál es el modelo?

Queremos crecer como escuela manteniendo el modelo inicial: tener presencia en cada actividad del niño. Desde que tiene un chupete, a lo que come, cómo duerme, a lo que juega… mantener el juego libre como nuestra base y los descansos como nuestra disciplina. Con esos ritmos, el bebé crece feliz. Si no aprendemos a observar esos ritmos, el bebé empieza a polarizarse hacia un extremo más neurosensorial o más metabólico- motor. Intentamos llevar unos ritmos todo el día para que el niño juegue, basándonos en el juego libre, sin intervención cuando no la necesita. Y observando sus necesidades. Acompañamos al crío y educa el padre. Eso es fundamental. De esa manera tenemos niños diferentes con un yo definido, con ideas propias, o con un carácter diferenciado.

¿Por qué el juego libre?

Si a un niño con un año y medio le siento a pintar, él pinta lo que sea y a los diez días puede hacerlo de forma mecánica. Se olvida de lo que es y hace lo que yo digo siempre. Si lo hago al revés: Fulanito, vamos a correr, a saltar, a jugar, a bailar… yo te pongo algo de música; mientras yo llevo el ritmo, pero tú haz lo que quieras… yo actúo cantando o dejando a mano los juguetes… haciendo un trabajo de esparcimiento. Y cuando pasa ese espacio, le digo: Pepito, vamos a pintar, el niño va solo a la mesa y pinta. Evidentemente, el primer día pinta mal, le cuesta más, pero al poco tiempo trabajará mucho más la parte artística. La parte artística de un niño se trabaja desde un movimiento inicial. Si primero nos movemos, luego pintamos. Si queremos hacer un trabajo de concentración con un niño que tiene muy poca capacidad de concentración, nos damos golpes. Siempre tendríamos al niño alterado. Dejar que hagan libremente es potenciar la creatividad, que veo que se ha perdido en la educación. El juego libre va a generar una fantasía. Hay que quitar la referencia del otro, este soy yo y estas son mis ideas.

¿Qué es la crianza consciente?

Para mí es tener atención plena en el niño, sin intervención; saber qué necesita de mí, lo que yo puedo expresar, y tener muy controlados algunos pasos: el cuerpo físico, el anímico, el vital y un poquito la individualidad del niño. Si estas cuatro cosas las tengo marcadas, el niño crece bien, tranquilo. Lo que hacemos los educadores es acompañar. Los padres, criar. Si este núcleo se genera, se hace crianza consciente.

Hacéis formación con las familias, específicamente con los padres…

Para madres hay millones de cosas, pero olvidamos un poquito al padre. La figura del padre, siendo yo hombre, me es más fácil tratarla. Vi que había un personaje asustadizo que controla mucho en su trabajo, pero que le daba miedo coger un bebé. O casos en los que tienen miedo a salir del núcleo familiar, porque el apego de la madre y el niño les deja fuera… Mi posición de acercamiento al bebé les ayudaba. Hice algunos pequeños cursos, como uno de masaje infantil un sábado por la mañana; compramos churros y vinimos a la escuela: los bebés, los padres y yo. Y es bonito. Hay un problema de formación del padre, enorme. Nos encontramos con padres que, como no controlan del bebé, desaparecen. Hago mi trabajo de tranquilidad en casa, calma, una cosa sencilla, pero no me involucro, lo veo todo desde fuera. Parece que el padre tiene una visión periférica, a veces errónea. Porque no tiene que ser periférica, si no amorosa. Cuando lo ve desde fuera, es mucho más fácil. Puedes ver el problema, pero si no te involucras, no podrás solucionarlo.

Alimentación ecológica, tratamiento del aire con ozono…

Con el tema del ozono, vimos que en Madrid, con el clima tan seco, había unas toses horrorosas. Y a raíz de un proyecto que vimos en un hospital con ozono para limpiar el aire y evitar contagios, probamos y fue un cambio. Nos hemos quitado un montón de contagios. Con la crianza consciente, vimos que en la parte disciplinaria del descanso y la comida, esta última es fundamental. Los niños pueden hacer lo que les dé la gana, y nuestro trabajo, para marcar ritmos, es la parte más metabólica. Si come bien y duerme bien, el 90% del niño lo tienes hecho. Comer comida más saludable hace que el niño tenga más nutrientes y se sienta más fuerte. Si se siente más fuerte, también se siente más confiado, más seguro y con energía. Su trabajo vital lo estamos consiguiendo. Para el año que viene tenemos un proyecto sobre el sueño, con el que vamos a cuidar más el espacio de descanso. Más relacionado con el acompañamiento. Medir mucho el cómo cuidamos el espacio de descanso del niño a la hora de poner una sábana, una manta, de buscar la mejor calidad posible dentro de lo que nos podemos permitir. Y acompañar, leer un cuento, hablar con voz muy tranquila, sentirnos cómodos, hacer sentir al niño que ese espacio nos importa.

En la crianza consciente, ¿Se trata de amoldar el ritmo del adulto al del bebé?

Hay que parar un minuto antes de hacer las cosas. Si dedicamos dos minutos a cada cosa que hacemos con el niño, paramos el ritmo. Con la crianza consciente vimos que hay un problema con los ritmos del adulto. ¿Cómo se puede mejorar? Dándole importancia a cada aspecto. Es muy importante. Cada paso que das con el niño en los primeros 12 años de vida, alimenta mucho los 12 siguientes. Hay que pensar dos minutos respecto a con qué finalidad hacemos las cosas. Muchas veces con el niño no pasa eso. Pensemos qué necesita; observémosle, veamos que nuestra falta de tiempo o de práctica no debe implicar poner la tele cada diez minutos o desayunar galletas porque tengo una vida desorganizada. Vamos a pensar. Intentar ver al niño en momentos lúcidos. La crianza consciente es ralentizar todo un poco y pensar, sentir y dar un poco de cuerpo al niño.

Fuente: Periódico Escuela - Núm. 4.072 (984)

Autor: Pablo G. del Álamo

Sobre Nosotros

El Sitio de tu Recreo es un centro de cuidado y juego libre para niños de 0 a 3 años ubicado en el corazón de Madrid donde trabajamos en un ambiente alegre, sano y lúdico, para  estimular las potencialidades únicas de cada niño.

Nuestra filosofía es  tratar al niño de forma personalizada_ atendiendo a sus necesidades y demandas especificas mediante grupos reducidos y personal cualificado y el fomento del juego, optimizando con ello el desarrollo psicomotor, cognitivo, perceptivo y social.

Contacto

Alonso Cano 24 Madrid

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

+34 91 282 51 02

Juan de Austria 7 Madrid

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

+34 91 426 81 07